lunes, 1 de junio de 2009

Ser apolitico es ser indiferente a la problematica cubana.

La problemática que enfrentan los ciudadanos cubanos residentes en la isla, es económica o es política.?
Ante tal pregunta no es posible permanecer indiferente, puedo entender que ciertas personas decidan emigrar alegando agobios económicos, pero no logro asimilar que no acepten darse cuenta que tal situación es derivada de una fracasada forma política de manejar al país.
Cuestiones que van íntimamente vinculadas y en el caso cubano se definen y complementan de manera bien definida.
Si el modelo de desarrollo económico que se deseaba implementar en Cuba, hubiera tenido como eje rector privilegiar y potenciar el beneficio de los cubanos, no habría necesidad de lamentar tamaño descalabro de la situación general.
Pero es evidente que los resultados actuales demuestran una falta total de trabajo en equipo, participación colectiva en la toma de decisiones y errores producto del egocentrismo y factores humanos factibles de haber sido corregidos con una dirección colegiada.
El permitir tomar decisiones de manera personalizada y muchas de ellas a capricho y voluntad de una persona, fueron destruyendo poco a poco la fortaleza misma del Estado, debilitando el empuje y pasión de un pueblo que fue perdiendo dichas características y auto anulándose cada vez más.
El daño profundo en que los personajes al frente del país han sumido al mismo, es digno de un profundo estudio de la personalidad psicópata de un hombre independiente de las reacciones que logre con sus manifestaciones. Es algo imprescindible de estudiar para no volver a repetir semejante cadena de disquisiciones, errores y atropellos.
Reconstruir Cuba, no debe solo medirse en millones de dólares, medio siglo de labor continua de deterioro y destrucción, exilio, cárceles, muerte, separación familiar y todo tipo de fracasos, atenta contra la dignidad y la idiosincrasia de un pueblo, son llanamente, crímenes de lesa humanidad, que probablemente queden impunes mas no por ello se ha de tomar la decisión de permanecer impasibles ante tanto descalabro y maldad.

2 comentarios:

Carmen Rivero dijo...

¡Cuántas verdades en tan pocas palabras!
Este es un tema muy difícil de tocar, al menos para mí, porque mi visión siempre ha sido desde fuera y eso puede herir susceptibilidades. Sin dudas es un tema muy complejo y el adoctrinamiento deja sus secuelas. Recuerdo una de mis visitas que un simple comentario sobre un miserable mosquito que me picó derivó en un ataque político despiadado contra el “imperio”. De locos. En ese momento entendí que todo en ese país es político, hasta la picada de un mosquito.Y no hay eso de ser apolítico.
Besos

angel collado ruiz dijo...

Carmén, cualquier tema relacionado con Cuba es dificil, las cosas que alli pasan parecen sacadas de una pelicula surrealista, y se pone cada vez peor, besitos angel