jueves, 11 de junio de 2009

Fuego amigo entre blogueros cubanos.

No es solo la incomunicación evidente, la que ha creado un mar de fondo en la blogosfera cubana, surgiendo una especie de teléfono descompuesto, que deja al descubierto áreas de oportunidad para construir una vez pasado el exabrupto inicial, nuevas líneas de respeto y aceptación.
Una bitácora personal se convierte, en Cuba en una pagina que toma partido incluso aunque no lo desee, no quiere decir esto que comentar sobre la vida cotidiana sea una labor política, pero ser apolítico no es una de las características que define a un cubano.
Leo una buena cantidad de estas paginas, definen sus posturas, cuestión que permite incluso a los niños, saber cuando una es oficial y esta respaldada por el Estado y cuando no lo es.
Existen muchas con éxito y otras no tanto, cada persona que lleva un blog desearía ser leído, como parte del propósito de su labor.
Pero todos reconocemos la no existencia de un sindicato, grupo de afiliación o similares, algunos se identifican por intereses y es valido otros actúan con total libertad y es aceptable, las ofensas y descréditos no me parecen adecuadas de ninguna forma. El no ver a las personas con las que uno interactúa no es justificante para emitir epítetos desagradables. Pero esto lo entiendo, la educación es relativa.
De pronto alguien en no sé cuál lugar lanza una convocatoria libre para incluir ciertas propuestas en los blogs de los cubanos y no cubanos afines a dichas propuestas.
Esto que debió ser tomado con entera libertad, hizo que dos de las bloqueras cubanas más conocidas, escribieran protestando el no tener la obligación de unirse a tal llamado.
Algo así como protestar por que el cura llamó a misa y no me avisó, bueno queridas amigas desean involucrarse o no, les interesa su independencia de criterio o no, es libre la Internet para lanzar llamados así o no. ?
Ante esto yo hubiera esperado mesura, y después de leer el Blog de Mirian y el de Yoani, una disculpa por sus pronunciamientos. Cada persona responde con entera libertad. Y esto es aceptable. Pero parecen no darse cuenta que no existe motivo alguno para haber escrito los post que escribieron causando extrañeza y polémica.
Pero si ustedes tres que me leen van a dichos blogs sacaran en cuenta lo mismo que yo, el nivel contestatario afecta en Cuba lo mismo a derecha que izquierda, o para decirlo de forma que mañana no me rebote, de un lado u otro.
No pido comunión de intereses, por que la libertad se fundamenta en los matices, precisamente por ello el valor histórico de los blogs de estas personas. Dentro de un panorama que desea pintar la dictadura de homogeneidad inexistente.
No deseo ahondar en las contradicciones vertidas en dichos artículos, deseo llamar a una actitud proactiva, para que no nuble la vista el objetivo que cada cual tiene definido en su bitácora y tampoco se frenen los llamados a continuar golpeando la puerta de la tiranía hasta derrumbarla.
Y la vanidad o la altivez den al traste con un propósito loable de libertad a la que todos aspiramos para el mejoramiento de la patria que es, no solo el lugar común, la aspiración suprema.
Olvidemos el incidente y quede como experiencia de incomunicación y otros detalles insignificantes, que pueden subsanar un apretón de manos aunque sea virtual. Por una Cuba que transita hacia la democracia a pesar de los intentos vanos de unos ladinos dictadores.
Seamos grandes en las miras, por la libertad de Cuba, evitemos el desgaste inútil y las divisiones estériles.

2 comentarios:

Carmen Rivero dijo...

He acompañado todo este bochornoso espectáculo y he sentido vergüenza ajena. No sólo han sido los artículos de Yoani Sánchez y el de Mirian Celaya, también está el del Reinaldo (marido de Yoani) que escribió con total desprecio. Fíjate que hasta para mí que no soy cubana se me revolvieron las tripas y me cogí un cabreo que creo que la tensión me subió a 56.
No terminaré nunca de entender porque para manifestar un desacuerdo hay que caer en las ofensas personales, los descalificativos, las humillaciones, los desprecios y la falta de respeto como ser humano.
Besos

angel collado ruiz dijo...

No he leido el de Reinaldo y voy a buscarlo ahorita mismo , pero ha ser sincero los dos que mencionas están preñados de vanidad y egolatria, y para colmo, no han sido capaces de pedir una disculpa. Esto demuestra el portagonismo que encierra dichas personalidades, las seguire leyendo pero creeme, ya no estan en mi gracia.besitos.No soporto la falta de humildad.