domingo, 14 de junio de 2009

El Sindrome del Secuestrado.




La Dra. Hilda Molina salió de Cuba, después de 15 años de estar prisionera “extra-muros”. Pero sale al parecer bajo libertad condicional. Tanto ella, como su hijo se expresan de sus “verdugos” de manera conciliadora.



Hilda dice, no tener “un ápice de rencor”, le desea al dictador que se mejore en su biología, y que halle la mayor paz del mundo. Sin entrar en detalles profundos, me temo que esa mejoría, conllevaría a continuar oprimiendo a cientos de prisioneros políticos y ciudadanos en general. Lo más prudente es pedir a Dios que haga justicia.



Enfrentada a una rueda de prensa, no pudo evitar opinar sobre cuestiones políticas, pero lo hace de una manera por demás contradictoria al punto que más le hubiera servido quedarse callada.
Opina que los cambios en Cuba dependerán del esfuerzo individual que cada cubano haga para irse del país, interesante conclusión, sin tomar en cuenta los cambios generados desde EEUU y la propia Comunidad Europea.

Su hijo el Dr. Roberto Quiñónez, agradece a Raúl las liberaciones de su abuela primero y ahora la de su madre, “sin resentimientos”.

Olvidaron en sus primeras declaraciones agradecer a la democracia y el profundo amor por la libertad y los derechos humanos, no solo a los mandatarios argentinos, sino a una buena cantidad de ONG, que abogaron por ellos durante todo este tiempo. Y tal vez por ultimo y como un abortivo, parafraseando al Apóstol Pablo a los muchos compatriotas que desde sus más humildes rincones pugnaron por ver este día.

Apresuró a anticipar la recién liberada Dra. Molina que no guarda secretos, ni fue amante del tirano Castro, espero que no sea a confesión de partes, pero no olvidemos los cubanos conocedores del organigrama oficial, que quien llega a puestos tan elevados goza de suma confianza y no solo lo hace por pertenecer al partido único, además es de una probada lealtad y conjunción de miras con la dictadura. Aunque después se arrepienta de haber estado tan cerca de la maldad.

Si todo esto ya fue superado y las ambiciones personales ya fueron moderadas por una larga condena dentro de la isla, agradezco a Dios en su infinita misericordia dicha liberación, que permite a otra familia cubana alcanzar el reclamo justo de la libertad a la que todo cubano tiene derecho.

Cerramos un capitulo triste y largo, de justo reclamo de viajar al exterior a quien desee hacerlo, sea la persona que sea.
Mañana será otro día y tal vez la familia Molina reflexione y coopere para pedir la liberación de los presos políticos y de conciencia y apoyen abrogar las leyes que impiden a un pueblo tomar la iniciativa de viajar a donde le parezca conveniente. Aunque esa sea la única forma de presenciar la libertad en Cuba. Y cambiemos la absurda frase de “sin resentimiento” , mas dada al síndrome del secuestrado por aquella inmensamente mas acertada de “Abajo la dictadura cubana y sus tiranos.”





5 comentarios:

chiquitacubana dijo...

ah que si, ese sindrome es muy extendido...

un abrazo

angel collado ruiz dijo...

Amiga, entiendo que mucha cantidad de los que salen vienen ademas de muertos de miedo , creyendose vigilados , pero de eso a expresar bienestar para el tirano hay un largo trecho.Será que mi familia y yo padecimos desde siempre la mordida del tirano.un saludo angel

Kerala dijo...

Bueno, Angel no sé si es un efecto del Mal, pero cuando uno ha sufrido mucho y tiene crecida la sensibilidad, se despoja de los rencores. Por lo que he leído de la doctora el sufrimiento la puede haber llevado a un despojo casi inhumano del apego. ¿Apegarse al odio? ¿Para qué? En cuanto a cambiar Cuba desde adentro, coincido totalmente con ella. Me repugnan los 1 de mayo, más ahora que veo la multitud desde afuera, casi desde la omnipresencia de los que se trepan a la tribuna, ¿alaban qué? La distancia de tantos años nos ha demostrado que el quiere esa manera de vivir se vuelve babosa estéril. Y el síndrome del Secuestrado lo padecemos mucho tiempo, si ya no es manifiesto en nuestras vidas, queda marcado en anónimos como yo por la vida de mis otros. Gusto leerte

angel collado ruiz dijo...

No pudo soportar el gran Heredia, morir sin volver a su tierra de la que estaba expulsado. Se hicieron las gestiones pertinentes y fue autorizado a regresar y volver a salir, jamas he leido una nota "de agradecimiento" del insigne poeta al Capitán General de la Isla de Cuba. Algunos en su momento criticaron tal pedido, Marti lo justifico, yo lo acepto.

angel collado ruiz dijo...

Kerala, cambiar a Cuba, viendo el desfile del iro. de mayo, el miedo trastorna las mentes de los seres humanos al punto de ver como salvadores a los verdugos y ajenos a los libertadores,
Mas decia José Maria Vargas Vila, escritor y politico Colombiano,
"ningún pueblo ha hecho nunca cambiar de rumbo la Humanidad, han sido los grandes hombres, los que han producido los más grandes cambios de Ideas , en el corazón del Mundo;" De donde vendran esos grandes hombres de las miserias de los pueblos nacen.