jueves, 6 de agosto de 2009

Malecón de Campeche .1995.




Viviendo por entonces en Mérida, Yucatán, nos contó una amiga enfermera que una de sus conocidas, vendía un viejo Renault, modelo 1980.
En muy buen estado y barato. Allá fuimos los cuatro a verlo, Efectivamente, el auto estaba muy cuidado, sin ningún golpe y recién pintado de blanco.
Sobre el precio, nosotros teníamos exacto la mitad y nuestra hospitalaria amiga nos prestó la otra parte, y nos fuimos de allí cómodos y veloces.
Nancy mi mujer y yo bautizamos al coche como “el Chiquitín”, por lo pequeño.
Mi Angelo tendría a lo sumo 3 añitos, con este menudo auto, nos convertimos en paseantes cotidianos. En una temporada que trabajaba de Supervisor de Pepsi-Cola y no tenia mucho tiempo libre, cuando me daban un día o día y medio, volábamos a lugares cercanos de nuestra casa.
El primer viaje con “el Chiquitín” fue a Campeche, estado del sureste mexicano, lleno de fortificaciones españolas del tiempo de los piratas y corsarios, debido a la importancia económica de este puerto del Golfo de México.
Allá le dicen Baluartes a sus fortalezas, enormes y muy conservadas, encontramos una ciudad, limpia y hermosa, donde la raza maya es amable y pasamos todo un día allí.
Comimos en un restaurante con techo de palma y paredes de cristal, belloy acogedor, pocas personas y una comida deliciosa, pescados en muchas y variadas formas,salsas y gustos que desconocíamos.
Luego a pasear al Malecón Campechano, largo y por aquellos años angosto todavía.
El viento del mar era una delicia y mi Nancy y Angelo posan contentos junto a esa maquina que aún hoy después de 14 años transcurridos recordamos como una parte importantísima de nuestra felicidad.

foto: Nancy,Angelo y "el Chiquitín Renault '80. disculpen la calidad de la foto.

3 comentarios:

Carmen Rivero dijo...

Ángel, no sabes la alegría que me dar una foto del abuelo de mi coche. yo tengo un reanult clio que viene a ser nieto de tu querido "chiquitin".
Me ha encantado la historia...genial!
Besos

Diliviru dijo...

Que lindo carro, sabes, nosotros a ese modelo le llamabamos el zapatito, a mi me gusto cuando por aca vi uno pintado en rosa... ahhhhh que tiempos!!!

angel collado ruiz dijo...

Dili, efectivamente "un zapatito", muy comodo para manejar y pasear.
Con este nos recorrimos , casi todo Yucatán, desde las piramides hasta Peto, Y Puerto Progreso.
Sin darnos lata. Cuando eso mi hijo tenia tres años y llevaba sus cochecitos y jugaba en la parte de atras hasta que se cansaba y se rendia. Buenos recuerdos. Ciertamente. un saludo hija.