viernes, 24 de julio de 2009

Bienvenida, Carmen

Los científicos no acaban de ponerse de acuerdo sobre las diferencias fundamentales que existen entre los sexos humanos, confieso que si ellos no lo pueden definir exactamente, quien soy yo para ponerme a indagar sobre tan complicados asuntos, PERO, las mujeres dan un toque extra, que hace la diferencia en todo cuanto tocan.
Una sutil línea, una ola que brinca el malecón y se esparce por toda la vista, dándonos la sensación de protegernos ante la próxima arremetida del mar. Tantas veces que viví en la realidad esta imagen, vuelta por la inteligencia de mi amiga Carmen, para adornar esta pagina, por ello puede parecer estrategia calculada, lo que en sí es un deseo de demostrar un agradecimiento sincero a tan hermosa muestra de amistad, al pedirle amablemente que acceda a compartir este blog, vaya por ello hoy mi aplauso, mi aprecio y mi amor cariñoso sobre tu alma, amiga linda. Un fuerte abrazo y un grandototote beso. angel En hora buena, Sonrisa.

2 comentarios:

Carmen Rivero dijo...

Es lo menos que puedo hacer, amigo. La amistad es un dar y recibir. Las gracias te las doy yo a ti, porque tu has dado mucho más...
Para mi es un honor colaborar contigo. ¿Sabes que te quiero muchísimo, verdad?
Besos

Anónimo dijo...

Carmen...es un privilegio estar dentro de tu celestial espiritu, tus palabras son un balsamo con sabor a Dios. Muchas Gracias.
te quiero.
Sebastian-30-10-2009.-