miércoles, 15 de julio de 2009

Ante la patria.


Hay un simbolo de amor que la libertad nos brinda
cuando los bravos se hicieron con la odiada fortaleza
cuando la sangre cuajo los ideales mas puros
un pueblo con su entereza conquisto la libertad
Si de amor aqui se trata por no vivir de rodillas
sigue la llama viva iluminando al amor
por ver mi pueblo querido salir de su explotación.

Deben lanzar su improperio contra la mansión del mal
juntos todos a la par en un grito solidario
si pudo el frances tomar por su cuenta tal reclamo
bien puede el pueblo cubano juntos todos atacar
con la fuerza de un gran puño para poder derribar
del odiado pedastal donde se posa el difunto
y al vuelo poder alzar desde Maisi a San Antonio
la estrella que nos permita poder gritar libertad.
Ni mitos , ni petulantes ni oportunistas distantes
ancianos tiranos ,militares que en oprobio
al pueblo han acribillado con las garras de injusticia
y la adsurda indignidad del Pueblo alimentará
con ejemplos como este que para lograr libertad
se lanza al pueblo a las calles a gritar con toda voz
con espiritu conciente que mañana será tarde
si se quiere conquistar la tan ansiada morada
de los nuevos ciudadanos ante el ocaso febril
y la decadencia esteril repito como el maestro:

" Si un pueblo su dura cadena
no se atreve a romper con sus manos
puede el pueblo mudar de tiranos
mas nunca ser libre podrá."*
versos de José Ma. Heredia.

2 comentarios:

Rodrigo Kuang dijo...

Si volviésemos de distante rivera o aeropuerto con el alma enlutada y sombría, más o menos, aunque allí estuviese nuestra bandera, parecería otra, desecha en menudos pedazos.
No deben flotar dos banderas (la cubana y la del PCC) donde basta con una, la mía.

angel collado ruiz dijo...

Exacto Rodrigo. Esto lo escribí pensando en un cubana francesa que ayer celebró gustosa la libertad francesa, y en el fondo de mi alma yo con ella , sin poder evitar el recuerdo doloroso de mi patria, de ser un despatriado. un paria.