viernes, 5 de marzo de 2010

La opción viable de una huelga general.

Entre los métodos pacíficos que más aceleran la descomposición de la sociedad esta el de paralizar las pocas actividades productivas que existen en la isla de Cuba.


Para ello se requiere de valor y coordinación. Pero es una opción viable y necesaria que entra dentro de los recursos validos, para enfrentar a una dictadura que en un alto grado de desesperación e impotencia va a continuar golpeando, secuestrando y encarcelando disidentes, aunque sepa que tales medidas solo alargan su marcado fin.

La represión tarde o temprano creara un detonante que polarice los ánimos y obligue a la población a actuar. Ese es al punto donde los represores quieren orillar al pueblo, con la intención expresa de aniquilar a todos los que se resistan a cooperar con sus brutales formas.

El caos imperante debido a la mala administración y un nulo proyecto de salvar la contraída economía, hacen del momento histórico un gobierno fallido a punto de quiebra, con la agravante de crudos disturbios.

No veo más que violencia y represión en el horizonte triste de mi patria.

Lo verdaderamente dramatico es que cada vez son mas las personas que empiezan a perder el miedo a reclamar su libertad a un precio demasiado elevado. Quedando de manifiesto, que no se necesita un enemigo externo, el gobierno tiránico es el mayor enemigo del pueblo cubano.Estos son claros signos del complejo momento que se vive en Cuba.