jueves, 11 de marzo de 2010

Aniversario luctuoso en Madrid.

Se cumple un aniversario luctuoso más de los ataques terroristas en el metro de Madrid.


La respuesta violenta a la participación española en las confrontaciones de Irak y Afganistán.

Violencia respondiendo a violencia, donde las victimas acaban siendo personas inocentes y el terror desquicia todo razonamiento y amor por la vida.

Alguien pondrá una flor en un andén y se escucharán discursos para conmemorar la fecha.

Unos hijos no entenderán el porque no regresan sus padres y unos padres extrañaran a sus hijos, cuestionando tanta agresividad.

La vida sigue su alocado paso, queda la memoria y el sentimiento y la desazón amarga del recuerdo de la tragedia y la mente y el alma navegan en el tiempo.

El último adiós a la muestra inocente ofrecida para que unos asesinos calmaran sus ímpetus de sangre.

Hoy recordamos a nosotros mismos sentados en esos vagones atestados.

Expuestos a una furia sin principios éticos.

Dios traiga paz al mundo y nos colme de su bondad.