miércoles, 17 de marzo de 2010

Cuba, golpes contra las ideas. Filosofìa de la derrota.



La cultura de la intransigencia, la postura de la incapacidad para dialogar, la agresión física y verbal, la chusmeria como bandera de ideales, demuestra la incongruencia y la debilidad de las mismas ideas que los deberían haber fortalecido en estos 51 años de gobierno.


Las masas al servicio de intereses, que incluso perjudican a dichos grupos de choque, es una situación que expresa per se, la debilidad ideológica de una tiranía en franca decadencia.

Las diferencias no se pueden ocultar tras bandas desorbitadas de personas enardecidas.

Incapaces de razonar el estado de cosas que producen la necesidad de expresión urgente. La vitalidad de una parte de la sociedad que busca desesperadamente canales para hacerse escuchar debido a la postura negligente e incapaz de un gobierno cerrado a la crítica y a la realidad y a los caminos de bienestar y progreso.

Cuanto mas podrán intentar ocultar lo evidente, carecen de opciones viables para ofrecer al pueblo y recurren a la violencia como una vía desesperada.

Cuidado con esos métodos, se vuelven espadas de doble filo, que acaban por herir a quien las blande.

Recuerden la estupida frase de personeros de la anterior tiranía, “Candela al jarro hasta que suelte el fondo”.

El jarro actual, esta bastante dañado por el fuego de estos diez lustros de candela, cuidado, llevan sobre su conciencia el enfrentamiento de un mismo pueblo y alguien tendrá que dar cuentas por ello.