martes, 2 de marzo de 2010

Fidelismo, es igual a fascismo.



Las mismas imágenes desgarradoras, el mismo desprecio por la condición humana, la misma vileza, el mismo discurso de odio y perversidad.


Solo cambian los verdugos.

Pero idénticos métodos.

El mundo calla, como callaron en su momento y tal silencio llevo a Europa a un holocausto brutal.

No hay más palabras, un profundo silencio advierte. Un pueblo pide justicia.


fotos tomadas de la página amiga : Penultimos días. ( pacientes del Hospital Psiquiatrico de la Habana, dejados morir de hambre y de frío.
Y del Archivo Judio de la Segunda Guerra Mundial.