miércoles, 28 de octubre de 2009

En son de paz.

A Margarita García Alonso. Al amor, siempre. A Él.


Amada no te agobies se impone la realidad
un irse prematuro
despejar la incógnita
abrazar un momento la almohada y volar

Extrañaré el café de la mañana y los primeros trazos
pero quien sabe que me aguarda
tal vez sea mejor allá

eso dicen, nadie vuelve

En son de paz te digo, no me llores,
la madrugada puede ser fría si tú lo permites
la vida gira nuevamente
gira tú con ella

conserva los cuadros que te rodean
las paginas dispersas ordénalas por años
contesta las cartas pendientes como si fuera yo mismo
como casi siempre.

No ha de cambiar mucho el instante
como una corriente fina de aire
inflamándolo todo

como un leve y terco suspiro
que debe darse
una ultima bocanada al cigarrillo
un adiós

te beso y te espero.

2 comentarios:

Carmen Rivero dijo...

Soberbio...magistral.
Besos, Ángel, muchos besos

angel collado ruiz dijo...

Carmen, un día como hoy nacio Fayad Jamís, no quise profundizar en el asunto por que lei a Margarita y sé que esto la afecta.
Hay tanta historia de amor así, como lagrimas en los ojos.
Valor , para aceptarlo.
Y amar , amar desesperadamente, como si la vida fuera un soplo, y luego se fugara sin despedirse. un besito, angel