lunes, 28 de junio de 2010

El enorme reto de la Democracia en México.

Con el asesinato del candidato a gobernador por el Estado de Tamaulipas, el Sr. Rodolfo Torres, estamos ante la colombianizaciòn de México que tanto se ha anunciado.


En algunos Municipios se ha detenido la campaña política y en otros cerraron de manera abrupta la competencia electoral.

Se empieza a cosechar las siembras de antaño.


Ahora vemos a un Ejecutivo pedir unidad a los partidos políticos ante el panorama tan brutal que estamos viviendo y a los presidentes de dichas fuerzas, hacer severas declaraciones, pidiendo se haga justicia pronta y expedita.



La actual situación reviste caracteres muy dramáticos y pone en entredicho la labor de la inteligencia militar y policiaca para detener a los causantes de la violencia y la desestabilización en el país.



Es evidente que la delincuencia organizada, reta sin miramientos, ni asomo de respeto al poder represivo y táctico de la nación y constituye la más alta escalada de violencia operada por cualquier grupo al margen de la ley desde al menos hace 25 años.



Quiero creer que las fuerzas armadas sepan al menos en cuales sectores de la población se encuentran los sospechosos de planificar actos de esta magnitud, y el SISEN, emprenda las acciones que devuelvan a la normalidad la vida institucional de México.



Sin embargo sospecho y temo hasta decirlo, que las bandas organizadas han penetrado hasta la cocina y solo nos queda confiar en un milagro que no vemos llegar.



Si esto esta sucediendo ahora que son elecciones menores, esperemos una reacción inteligente de parte del poder Federal y los diversos actores políticos, anticipándose a las reñidas elecciones del año 2012.



Tal vez ya hemos rebasado el rango de Estado fallido y nadie nos ha informado.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Il semble que vous soyez un expert dans ce domaine, vos remarques sont tres interessantes, merci.

- Daniel

angel collado ruiz dijo...

Daniel, que más quisiera que ser un experto, solo soy una persona que observa la vida y teme a Dios. un saludo.