domingo, 13 de junio de 2010

Ariel Sigler Amaya, excarcelado por la dictadura cubana.


¡Dulce Cuba! , en tu seno se miran



en el grado más alto y profundo,


las bellezas del físico mundo,


los horrores del mundo moral.





La tiranía cubana ha enviado a su casa al primer preso político enfermo. Esto es una victoria que agradezco a Dios y a las miles de personas en todo el mundo que con su presión han hecho posible tal cosa.

Con la salud deteriorada y el rostro desencajado, lleva Ariel Sigler Amaya una mirada penetrante y abstraída, solo Dios puede saber que pensamientos guarda de un largo proceso histórico en que jamás cedió ante los atropellos a sus derechos humanos.

Se espera la excarcelación de  otros detenidos afectados por problemas de salud.

Es una victoria indiscutible de las Damas de Blanco, que con su valentia y patriotismo han hecho a la Comunidad Internacional voltear a ver los atropellos a los hombres y mujeres inocentes en Cuba, solo por querer ejercer derechos que son permitidos en todas las sociedades libres del mundo.

Cuestión que vemos como un logro de los cubanos libres y de la comunidad internacional.

Esto fortalece el pedido por la inmediata liberación de los demás hermanos presos en las distintas cárceles del régimen.

Es un paso positivo, es una víctima arrancada a la dictadura de sus fauces. Es una victoria de la razón sobre la represión.



¡Cuba! Al fin te verás libre y pura


como el aire de luz que respiras…



¡Por una Cuba libre y democrática!




foto tomada del blog: chiquitamala.blogspot.com  y trozos de los versos del poeta cubano : José M. Heredia. El himno del desterrado. escrito en 1825.