jueves, 24 de junio de 2010

El respeto a la ignorancia ajena es la paz.

Hoy tuve la ocasión de hablar un poco con una compañera de Taller y me cuenta que participa de un grupo de apoyo a Cuba, es maravilloso cuanto eco tiene en México la dictadura cubana.
Gentes que luchan por la democracia en México, por ser escuchados y poder cambiar el mundo de injusticia que aquí nos rodea, apoyan a la dictadura castro fascista, es poco menos que anacrónico y no deja de ser una postura que no acabo de entender.
Comprendo a cabalidad el asunto de México, su problemática y sus dilemas añejos, entre el poder y el pueblo. Los abismales contrastes, entre la clase rica y los pobres y la ausencia de democracia representativa, y los muchos otros asuntos por los que transita este amado país.
Pero el deseo genuino de muchos mexicanos por lograr aspirar a un poder donde el pueblo sea escuchado, no justifica que vean a Cuba como un modelo a seguir.
Este grupo de apoyo se mueve en Estados básicamente gobernados por el PRD. Y hablo del caso específico de Michoacán. Donde la esposa del Gobernador Cárdenas Batel es una cubana de apellido Coffini, vecina de mi barrio en Playa, Cd. Habana.
Alrededor de ella se aunan un grupo de cubanos residentes en México, que desayunan, almuerzan y cenan, tienen casas, coches y demás comodidades y les importa un carajo la situación de Cuba.
Desde aquí es muy fácil desgañitarse apoyando a una dictadura desfasada en el tiempo.
Lo triste es que involucran a mexicanos que no tienen ni la remota idea de lo que se vive en mi país y que si poco saben de México, que van a saber de Cuba.
Y no logran entender que Fidel Castro es un dictador y si Felipe Calderón no les conviene ellos pueden votar por otro en el 2012, pero nosotros los cubanos tenemos que soportar a los dictadores, sin elecciones libres y directas y sin chistar, como cuando fue impuesto sin mediar voto alguno el Sr. Raúl Castro.
Esto no se resuelve peleándonos, en el fondo los exhorto a conocer la verdadera historia de Cuba.
Quién ha sido Fidel Castro, los beneficios que tuvo cuando fue hecho prisionero y juzgado y enviado a la cárcel de Isla de Pinos, y deben leerlo del puño y letra de este sujeto. Batista a quien no defiendo, no solo no lo fusilo, lo indulto antes de los dos años presos, todos sabemos que Fidel no ha hecho tal cosa con nadie, ahí está el caso de Ochoa y De la Guardia, por menos los fusilaron.
No pedimos mucho los cubanos, pedimos elecciones libres y directas. No reelección por un tiempo, y libertad para expresarnos sin que ello conlleve penas de cárcel.
Comprendo el pensamiento de la gente de izquierda en México, estoy de acuerdo que existe mucha injusticia y se desfalca mucho el erario público, pero de ello a desear que Cuba continúe bajo una de las más duras y terribles dictaduras de este mundo, creyendo que aquello es democracia, es algo que da pena. Pero esta libertad a medias en que vivo y me muevo me dice que la ignorancia debe ser también respetada.