sábado, 26 de junio de 2010

En presencia de que juego estamos?






Por sus frutos los conoceréis…



Si el Presidente Obama levanta el embargo estará traicionando la Democracia en Cuba.


No se pueden burlar los esfuerzos y sacrificios de un pueblo por lograr la dignidad y el respeto a los derechos humanos y que estos sean echados por tierra, sin tomar en cuenta los muchos años de sufrimiento que arrastra este pueblo cubano.

Cuanto escribo sobre las componendas de una iglesia no representativa del conjunto de posturas en Cuba y fuera de ella, lo hago con la certeza que se traman acercamientos y transiciones superficiales, sin querer estos actores irse al fondo verdadero del problema  cubano.


Engañan a la opinión pública y utilizan a personas dispuestas a seguir su juego y le otorgan espacios en entrevistas en radio y prensa, como la que leí hoy de un tal Sr.- Levi en el periódico La Jornada de México.


Como podemos confiar los cubanos que ansiamos la libertad y la democracia en nuestro país, en una iglesia que envía a personajes a dialogar con la tiranía e ignora olímpicamente a los que disienten del sistema y están luchando por instaurar una patria sin censura y sin tiranos.



Como podemos confiar en un Senado y en un Gobierno norteamericano que es capaz de traicionar los mismos intereses que dice defender, con tal de garantizar que a noventa millas de sus costas se mantenga el estado represivo y sangriento de los Castros Fascistas, siempre y cuando no se altere la paz social, aunque sea a fuerzas de represión y violación constante de los derechos humanos.


Cuanto valemos como pueblo, cuanto esta en juego que nadie alza la voz para decir que los cubanos somos un pueblo esclavo y prisionero en una isla en que se impide expresarse libremente.


Es que desean llevar a ese pueblo a un grado tal de desesperación que rompa los procedimientos pacíficos y se justifique una masacre debido a cualquier revuelta que este a punto de suceder.


Pueden ser tan cínicos o indiferentes en la ONU. Que consideren a Cuba como un país que no viola los derechos fundamentales del ser humano.


Dónde esta la moral y el respeto a la vida y la libertad que debe gozar todo ser humano.


Es precisamente el Embargo comercial y la resistencia pacifica dentro y fuera de Cuba, la que ha puesto en jaque a esta dictadura sangrienta y todas estas medidas deben ser incrementadas hasta que los tiranos decidan hacer elecciones libres y directas, y se instaure un Estado de Derecho con pleno respeto a las garantías personales de todos sus ciudadanos.