miércoles, 6 de mayo de 2009

México no sale de una para entrar en otra.

Aún en fase precautoria, México se dispone a reintegrarse poco a poco a sus actividades diarias . El jueves inician clases los niveles superiores, tratando de reponer el tiempo perdido, por la epidemia, muchas han sido las áreas perjudicadas con esta situación, desde los maestros de escuelas particulares que no perciben un peso, siendo, reclamo justo, que las colegiaturas están todo el año cubiertas, hasta el sector turismo y otros con grandes demandas . Los casos de personas contagiadas se han ido controlando y si creemos las noticias que comienzan a circular, probablemente en quince días México sea un país normal y la enfermedad estará totalmente bajo control. Son buenas noticias que todos recibimos con alegría, entristecen las muertes de personas tanto en nuestro país como en el extranjero. Son ademas graves las perdidas economicas que empiezan a ser resentidas en los bolsillos de las familias mas necesitadas y para las que el gobierno no aplica ningún plan extra de alivio . Confió que el mundo científico redoble esfuerzos para profundizar en el estudio de dicha enfermedad y se tenga pronto alguna vacuna u otros tipos de medicamentos que permitan evitar desgracias personales. Es momento de reconocer la labor profesional de cientos de enfermeros y doctores, personal de salud y todos los demás relacionados a tan noble labor, siempre en primera línea de los riesgos, con amor y sensibilidad. También en la hora del recuento, el gobierno debera meditar sobre las fallas en que incurrieron y que tan lamentables consecuencias han traído para los hogares mexicanos y la importancia sobre todo de una información sencilla y verídica para evitar proliferación de noticias que en nada contribuyen a la tranquilidad de la población. México entrará en otra fase interesante, las elecciones intermedias para la cámara de diputados, donde se gastan enormes fortunas dejando al descubierto una sensibilidad politica en crisis de valores rotundamente.Una epidemia de la que el pueblo mexicano no logra liberarse.

1 comentario:

Carmen Rivero dijo...

Hola Ángel, y pensar que el gobierno de la Comunidad Autónoma de Canarias se está afilando los dientes con el turismo a cuenta de la desgracia que azota México...
Se me encoje el alma solo de pensar lo duro que va ser para ustedes salir de todo eso.
Besos