miércoles, 6 de mayo de 2009

México lindo y querido!

La situación por la que esta atravesando este país hospitalario, requiere de la sensibilidad y el amor de todas aquellas personas de buena voluntad que entienden el respeto de un pueblo, incluso por encima de sus lideres y sus errores, cuestión sabida, sucede en cualquier país sea en la latitud que sea. En muchos miles de mexicanos hay la impresión de que se pretende buscar un chivo expiatorio para culpar por el desenlace internacional de la influenza de tipo porcino, incluso de la humana o tradicional.
No es culpa de un pueblo que abre no solo sus casas, abre de par en par su corazón y se entrega a la amistad con desprendimiento y cariño, la situación mundial creada a raíz de esta desdichada enfermedad.
Busca una parte del mundo sustraerse a una relación con México, pretextando aislarse de una pandemia que no es oriunda de esta parte del mundo, haciéndolo de una manera directa y cortante, a lo cual tiene derecho, pero desconociendo las características intrínsecas de un pueblo altamente susceptible a este tipo de señalamientos.
Conozco la idiosincrasia nacional y la comprendo, al darse sin medidas, los hombres buenos y nobles de esta tierra azteca, resienten cualquier actitud que no sea reciproca y genuina.
Las epidemias pasaran, con su carga de secuelas fatales y el dolor en cada una de las personas que han perdido o pueden aún perder a un ser querido, a un vecino, un hermano, un compañero de trabajo, a todos nos duele por igual, pero también duele, que se nos culpe y trate como a un pueblo insensible e inmaduro que anda visitando medio mundo sin tomar las medidas preventivas de rigor.
No se ha reportado en Europa, ni Asia un solo caso de un ciudadano mexicano infectado con el virus en cuestión. Tampoco los países de América que cancelaron sus vuelos hacia esta tierra.
Toda persona inteligente sabe que debido al efecto de la globalización, y la libertad de poder viajar de un lugar a otro hace muy difícil detectar, controlar y conocer el origen de cierta cantidad de enfermedades.
Tal vez el gobierno de México reconozca sin empacho su parte de responsabilidad en lo que a informar corresponde en suelo propio relacionado con esta epidemia. Pero me consta la labor desplegada por los servicios de salud y la disciplina acatando las normas de cuidados y salud de un pueblo noble y preocupado.
Tendrán los Ministerios de Relaciones Exteriores que pensar en todo esto cuando algunos de sus personajes principales viajen a este gran país con las ansias hipócritas de hacer negocios, yo no soy diplomático, carezco de esa habilidad que nace de la mezcla de hipocresía con algún tipo de interés, amo a un pueblo que me ha dado abrigo y amor, techo y sustento, dejándome conocer la parte de adentro de sus vidas y no puedo quedarme callado. México se repone, como se ha repuesto de golpes mas demoledores que este, y a pesar de la ignorancia y de los incapaces, siempre saldrá adelante.

3 comentarios:

Carmen Rivero dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo Ángel. Se está cometiendo una gran injusticia con el pueblo mexicano. A parte de jodido apaleado. No debería ser así. No debería. No es justo.
Besos

Carmen Rivero dijo...

TODOS SOMOS MÉXICO
http://www.elpais.com/articulo/gente/Artistas/politicos/cuarentena/internacional/Mexico/elpepugen/20090507elpepuage_5/Tes

Besos

angel collado ruiz dijo...

Gracias Sonrisa, por tus comentarios, espero que estes mejor, te siento mas combativa, un beso angel.