miércoles, 29 de abril de 2009

México atrapado entre las cifras y la desinformación.

Como saber con un grado coherente de certeza que sucede en México, recomiendo a los amables lectores de esta pagina, leer ocho o nueve periódicos extranjeros para entre todos ellos poder descifrar el extraño caso del virus de la desinformación que estamos viviendo.Cantinflear, es una palabra, que no la invento el celebre cómico mexicano Don Mario Moreno, él solo lleva a vías de estereotipo, la forma peculiar de hablar y tratar ciertos temas del mexicano típico, al hablar mucho y decir poco, verborrea elocuente y discursiva, pero vacía y distorcionadora de la realidad.En el hablar popular se pasa y hasta da risa, pero en el discurso oficial, da temor y hace mas daño la suerte de discursos cantinflescos emitidos por las autoridades, sin ningún reparo en aseverar, que no dominan ni la cantidad de muertes por el virus de la influenza porcina, la influenza atípica , o complicaciones por terceros padecimientos, con estos datos la prensa “arma una noticia” y otra parte de la prensa, la que vive de una cultura amarillista mata inmisericordemente a todo el que le resulta sospechoso con tal de vender un ejemplar mas.Por otro lado, la Internet y radio bemba, boicotean y dudan de cuanta información oficial se emite, propagando las mas descabelladas teorías de conspiraciones, como si de cubrir la falta de noticias verídicas y oportunas se tratara, alimentando un morbo habitual y desconfiado en la ciudadanía promedio. Que hace mucho dejo de creer y confiar en los discursos de sus lideres oficiales.Dondé y cuando acabara esto, nadie lo puede prever, la economía sufre graves perdidas, el turismo es el próximo sector a paralizar y los tapabocas se acaban, incluso las personas que no tiene que salir frecuentemente a la calle hacen sus labores domesticas con el consabido seudo protector.Estoy empezando a dudar si en el caso mexicano, estamos ante algo tremebundo, tremendista o nuestros secretarios y personas oficialmente aptas son tremendamente ineptos.

1 comentario:

Carmen Rivero dijo...

Ángel, lo repito una vez más: Cuídense mucho todos por ahí.
Te mandé un correo con más cosas.
+besos