jueves, 2 de abril de 2009

Al volver.

Si pudiera pedirte que no me abandones
A la suerte de mis horas incomprendidas
Ahuyentaría las penas y estaría tranquilo
Mas al mar vuelven las gaviotas
Que no son prisioneras y las madreselvas
A poblar la enredadera cada primavera
Como pedir al aire que se contenga
Y a mi alma cansada alegrías nuevas
Donde quiera que vayas, tu sonrisa
Donde quiera que vivas, tu mirada
Serán recuerdo y motivo para un poema.
Necesito decirte mía, si en verdad no lo eres
Comprendo que la vida nos traza las horas.

...al volver hallaras mi corazón esperando
por la bella sonrisa de tu nueva alegría
Para continuar latiendo aunque tu no lo sepas...

2 comentarios:

Meulen dijo...

Una declaración??...bueno a todos nos llega el momento de reconocernos a través del otro que sella con su sustancia de vida la fuerza para continuar caminando y sacar lo mejor de uno...sin duda que es así!
Espero sigas adelante y puedas concretar los sueños que florecen en ese corazón

angel collado ruiz dijo...

Gracias , Meulen , ayer fue sin dudas un día pesado, de pronto senti que me abandonaban mis musas, tuve miedo, despues aquellas volvieron , tal vez me sintieron verdaderamente solo. un saludo ,espero que las cuestiones laborales esten mejorando, angel