martes, 21 de abril de 2009

Duendecillo de largo sombrero con cascabeles
Si canto bailas, si aplaudo ríes.
Buscas mis pasos, y me persiguen
Tus ojos bellos, tus pies descalzos
Corro a esconderme de tu mirada
En el castillo que hemos armado
Con una caja y cuatro colores
De rejas amplias y torres altas
Banderines de colores y caramelos
Puertas azules y toldos verdes
Sin que te asusten dragones feos
Y ogros enormes de mil colores
Solo nosotros jugando juntos
Juntos corriendo, brincado como dos locos.

2 comentarios:

Meulen dijo...

>Las historias que desde niños uno se imagina , son los dulces recuerdos que ayudan en nuestra a veces momentos tristes...
Crecí corriendo por un campo , las lindes eran el río y nada más, entonces de allí creee un mundo, que me sirvió en la adversidad ser poderoso fundamento para seguir creyendo que los sueños si se hacen realidad...
Saludos.Maval

angel collado ruiz dijo...

Hay quienes buscan perlas en el mar profundo, sin saber que las mejores perlas crecen al lado de los rios. un saludo cariñoso, angel