jueves, 18 de diciembre de 2008

Los simples.

Los simples no se encuentran
comparten lo que tienen sonriendo
no usan notebook electrónicas
no tienen nada que agendar.

Los simples se ríen
si esta lloviendo
y echan de comer a las palomas
en las plazas solitarias

Las gotas que resbalan por sus alas
forman caleidoscopios de colores
que solo los simples pueden ver
ajenos a la prisa y los tumultos.

Las comidas absurdas de negocios
las bolsas y Wall Street, son cuestiones
que no les interesan

Los simples no compran en Liverpool
ni en fabricas de Francia
amanecen tendidos en el pasto
bañados del sudor de las estrellas

Se olvidaron del mar, y las gaviotas
la “arena fina y Pilar “
pero se acuerdan de amar con una tierna mirada

Los simples no mienten
pero jamás te dicen lo que piensan
son la sal de la vida
tienen un corazón por sombrilla

Siguen el rumbo de los pájaros
en su vuelo.
y los conocen por su nombre
los azules son sagrados
los rojos de buena suerte
los negros de mal agüero.

Los simples no tiene club donde nadar
ni salen de vacaciones en semana santa
los simples viven al día como obreros

Aman, creen en Dios y dan ofrendas
lloran si tú lloras, ríen si tu ríes
los simples son complejos.

Los simples mueren... simplemente.



Lo único que falto decir al poeta es que los simples son tan pobres que solo pueden regalar poemas, besos y buenos deseos,
Dios te bendiga, te quiero mucho.
Necesito poner tu nombre?
Acuérdate de Abril,
recuerda que te quiero.

Pá.

1 comentario:

Carmen Rivero dijo...

Ángel, si ser pobre es solo poder regalar poemas, besos y buenos deseos; quiero ser muy pobre y tener muchos simples en mi vida.
Como me ha gustado esto de "Los simples".
Saludos