lunes, 21 de septiembre de 2009

¡Papá...me están secuestrando.!


2:00 pm. Acabo de llegar del trabajo, saludo a mi hija que baña a la perrita. Me cambio de ropa y conecto la computadora. Suena el celular.
¡Papá... papá, me están metiendo a la fuerza en una camioneta, ayúdame papá!... el reclamo es desgarrador.
La voz se apaga de pronto. Señor, escúcheme, quiero ponerme de acuerdo con usted...
No tengo nada que hablar contigo. Corto la llamada. Pero estoy temblando.
Marco automáticamente el número de la casa de mi hija que vive en otro estado. Pregunto por ella. Esta trabajando repaso con su madre el número de su celular y me despido sin dar razón de tal llamada.
Ella esta bien, lo compruebo al oír su voz tranquila y preguntarle como va todo, me despido sin dar explicación.
Llamo a otro hijo que estudia a esa hora. No responde el teléfono. Intento hacerlo al celular de mi esposa. No responde. Dejo mensajes urgentes para ambos. En unos minutos eternos, me llama mi hijo, esta en el gimnasio de la escuela, todo bien. Respiro... y comienzo a llorar.
Esto no es un cuento de terror es la calidad de vida en un México, desconocido. Secuestro express, violencia, robo, miedo.
He sido victima de una oleada de delincuentes que extorsionan telefónicamente.
Llamo al 066 número de la policía para intentar iniciar un tramite de investigación. El número usado por los delincuentes esta grabado en mi teléfono. Una voz femenina me atiende con amabilidad, me indica llamar a un número especial para este tipo de delito. Un disco responde fríamente, en estos momentos todas las líneas están ocupadas, favor de llamar más tarde.

3 comentarios:

Carmen Rivero dijo...

Que fuerte Ángel, me dejas de piedra...
Besos para todos por ahí.

angel collado ruiz dijo...

Ayer me sucedio esto.No lo inventé.
Pero a diario le sucede a muchas familias, que al entrar en pánico , depositan dinero en cuentas y alimentan sin querer este tipo de delito que continua creciendo. Lo triste en México, es que la delincuencia se alimenta de lo que la policia saca de sus filas.
Tendrias que ver la pinta de nuestros policias.

Diliviru dijo...

Que pena... a mi madre le sucedio algo similar y estuvo a punto de depositar en una cuenta... imaginate, es demasiado no crees? Afortunadamente fue falsa alarma en ambos casos.
Y si. Denunciar ya sea via telefonica o personalmente es caotico, mira si te contara yo...

Saludos