lunes, 14 de septiembre de 2009

Depredación.


Empieza gritando para hacerte oír
Destroza los tímpanos
Cágate en sus madres
Aniquílalos con una risa
Búrlate
Estáfalos
Menciona a Shakespeare
Platón
Medea
Lo que quieras
Se vale
Respeta solo la indefensa ignorancia
Los árboles mueren
El aire envenenado
El aliciente de las fortunas renovables
Los zapatos se alejan en la vidriera

En un abrir y cerrar de ojos
El viento que es la vida
Cesa de soplarnos
Y los despojos se reparten
Entre el cielo y el suelo.

2 comentarios:

Meulen dijo...

El hombre camina al parecer a su auto eliminación...y quizás no nos demos ni cuenta cuando estemos todos dormidos y soñando que aun caminamos en el azur...

como siempre es un agrado estar en tus palabras
un gran saludo estimado!!!

angel collado ruiz dijo...

Meulen, efectivamente, es trágico y demencial. no tenemos otra casa en otro planeta, que vamos a heredar a los hijos?
Un saludo angel.