sábado, 1 de mayo de 2010

¿Quièn pagará por los daños?

Aún esta por escribirse la historia de Cuba, de manera imparcial, de los años 1902-1958. Estudiar a fondo sobre todo los últimos años de una Republica, que a pesar de no poder contener sus vicios y su decadencia, impresionaba a propios y extraños en su acelerado crecimiento económico.


Mucho se ha escrito sobre la década de los cincuenta, y por supuesto en sus diversos enfoques se continuará escribiendo. Al recorrer otros cincuenta años, el descalabro económico y el deterioro de a vida social y política, arroja cifras impresionantes. El país esta colapsado. Y la principal causa se achaca indiscutiblemente a la mala estrategia seguida por los administradores revolucionarios.

Cuanto costará reconstruir la inservible economía, a que precio se restaurará la patria, nadie puede dar un estimado razonable. La pregunta es: Podrá quedar la familia Castro Ruz y herederos a salvo después que el final marque otro inicio.