martes, 18 de mayo de 2010

La Inseguridad en México

Desde hace tres días se desconoce el paradero del político mexicano Diego Fernández de Cevallos, conocido popularmente como “el Jefe Diego”.


Se presume que halla sido plagiado por la delincuencia organizada. Pero no existe, ni visos de pistas para iniciar una averiguación previa.

Este drama tiene trabajando a marchas forzadas a todas las Procuradurías del país.
Bravucón, con un gran carisma y una personalidad que encierra una serie de opiniones encontradas estamos ante un resultado que no puedo dejar de comentar, no es un político cualquiera, expresidente del Partido Acción Nacional, Diputado Federal, Senador de la Republica, excandidato Presidencial en sexenios pasados, hábil y peleonero, Fernández de Cevallos es un personaje de la ultraderecha mexicana. Con sus variantes, su lado publico, su lado oscuro.
Analizando la situación desde el lado humano, veo con desagrado el nivel insostenible de la seguridad de cualquier ciudadano que puede ser plagiado, secuestrado y eliminado incluso sin que cambie o se alerte a los cuerpos represivos y se tomen las medidas técnicas apropiadas para limpiar de este tipo de lacras la sociedad.
Nuestros sistemas de seguridad son inoperantes en alarmante medida y tristemente en muchas ocasiones son parte de la nómina de los grupos que se disputan territorios de negocios al margen de la ley.
Lo que enturbia cualquier averiguación de manera evidente al no poderse distinguir entre un bando y otro la mayoría de las veces.
Se sabe que había restos de sangre en el vehiculo del “Jefe Diego”. Coincide con su tipo de sangre y es una noticia confirmada.
Eso prueba de que esta herido, aunque no se sepa de que magnitud o forma.
El mensaje es claro no hay inmunidad, ni respeto por ningún personaje importante de la política.
La presión va a ser ejercida hacia arriba con la intención clara de demostrar la potencia que se tiene, por parte de los diferentes actores de esta guerra sin final cercano.
Los secuestros aumentan y la violencia se adueña de una próxima contienda electoral en todas las plazas fronterizas.
Ya ha habido asesinatos de candidatos y personas involucradas con estos menesteres. Creándose un clímax muy denso que nos habla de una situación similar a la vivida en Colombia no hace muchos años.
Quien sigue en la cadena de terror entre los políticos mexicanos? Estaba prevista esta escalada cuando se inicio una batalla que parece no tener cabeza, ni pies.
La Inteligencia militar y las Procuradurías del Estado mexicano realmente están preparadas para un incremento de la violencia a niveles tan peligrosos.
Los hechos nos indican otra cosa.