domingo, 2 de mayo de 2010

Muere en Cuba la clase obrera.

El 1ro. de mayo surge como una fecha reivindicativa, donde los obreros conmemoran los trágicos sucesos de Chicago.
De ahí devino bandera de lucha y presión contra los patrones en todas partes del mundo. Durante este tiempo, en que dicho día se celebra, los obreros unidos han avanzado, las mejoras laborales también.

Esto no quiere decir que no existan injusticias,  al contrario, en países como México, la mayoría de la masa obrera contratada, no posee derechos laborales mínimos, como prestaciones y seguro social. Se evaden los patrones de otorgarlo, porque los gobiernos no han implementado leyes que los obliguen a dar tales servicios  y en las áreas rurales, las condiciones laborales son aún peores.

En otros países las luchas están más vivas que nunca, debido al alto grado de desempleo y la voracidad de las clases ricas y potentados.

El caso mas significativo, no viene de tierra azteca, ni de lejanos países de América del Sur, o África. Nos llega de la isla esclava de Cuba, tiranizada hasta la burla y donde los obreros no pueden ni celebrar su día.
Los gobernantes cubanos, boicotean la fecha, la adulteran y la manipulan haciendo un circo manifiesto donde hasta los estudiantes marchan.
Tales cosas solo suceden en regimenes totalitarios que no permiten a la clase obrero- campesino reclamarle a los dictadores ,que por azahares del destino se han convertido en capitalistas todopoderosos y norman las condiciones oprobiosas en las que subsisten los que en el seudo-llamado socialismo, deberían gozar de los privilegios de una clase realmente orgullosa.

Hoy gracias a un anacronismo histórico vegetativo, grupos laborales en condiciones de seudo esclavos al servicio de un amo que los ningunea y los explota y que además no les permite salir el primero de mayo con sus banderas y sus consignas a pedir legalmente aumento salarial, mejores condiciones laborales, derecho a vivienda digna, y al menos la posibilidad de elegir ser dueños de sus medios de producción enajenados por la clase dirigente, convertidos en capitalistas oprobiosos y despóticos, como nunca antes el pueblo cubano los había sufrido.

La dictadura elige acarrear estudiantes inconcientes, o pregoneros del régimen, oportunistas y lacayos como nunca antes se hizo en la Republica, a pesar de dirigentes como Mujal y compañías, la actual época sienta plaza de chambelonera y mediocre como no conocía la cubanidad.

Quién es el dirigente del sindicato de trabajadores cubanos en esta etapa degenerativa, puedo apostar conciente que es un nuevo rico al servicio de la dictadura.