lunes, 15 de febrero de 2010

A José Luis Sito.

Margarita García Alonso, es mi amiga.

La amistad no es cosa perfecta, ni el sol lo es, solo Dios.

Pero la amistad tiene reglas.

Las relaciones humanas no son un valle perfecto, ni un sueño primaveral, mucho menos una escena de un cuento, con un final, necesariamente feliz. Las relaciones se construyen en base a principios, interes y circunstancias.
Cosas he visto en este breve tiempo que llevo involucrado en la blogosfera.

Maldiciones, exabruptos, ofensas y amenazas. Difamación. Anónimos.

Los bajos instintos y las calumnias hacen la delicia de mentes mediocres y cobardes.


Como alternar en un mundo cibernético, donde es difícil dar seguimiento a la degradación y la infamia.
Se busca un prestigio , dentro de la libertad de expresión, y un aporte personal discreto, estando saturada la red de personajes que bandean y tuercen la transparencia de las palabras, que esconden intenciones, que vierten en público lo que la prudencia debe tratar en  privado.

Qué puede deteriorar tanto los principios, para hacer público y notorio diferencias y malestares hacia una mujer?
De qué naturaleza se arma y compone una convivencia inteligente.
Si tuviera las respuestas.


Pero lo que si tengo es la convicción de la profundidad del daño que las palabras hacen . No se escribe de la moral de las personas como de seres invisibles o desvalidos.

Amistad no es solo una calle de la Habana, amistad es un privilegio que se obtiene, cuando se sabe construir relaciones.
Y cuando las relaciones ya no son bienvenidas y las circunstancias cambian. Antes de enlodar la memoria de lo fue en su momento algo bueno, la sensatez indica el recurso del silencio. Así actúan los hombres de buena fe.

Desde años lucho en contra de mi mismo, para no confrontar a quienes me lastiman. Es un deseo personal. No por ser o creerme superior o indestructible, Dios sabe de mis carencias de todo tipo y de mi constante lucha por ser discreto y enterrar mi orgullo y mi vanagloria.
Salta la furia en mí y caigo en una lucha interior desafortunada. Motivos da sobrados el mundo para vivir en ascuas y en batalla.
Solo que potencio lo menguado de mis recursos a trámites que aporten amor y libertad hacia aquellos que esclavos de los momentos históricos que les ha tocado vivir, carecen de lo elemental y del respeto a la dignidad y el derecho a una vida y a un proyecto personal y social, al que todos los seres humanos tenemos derechos innegables.
Omito comentarios sobre un mundo de farsantes, que nadie sabe a la sombra de cuales situaciones han hecho carrera política, o contrarrevolucionaria, que tal palabra es la adecuada cuando a luchar para derrotar la tiranía, se esgrime.
Que no se pone una página para criticar a un hermano o hermana, se escribe para un propósito de luz donde no cabe oscuridad y pobreza de pensamiento y bajezas de moral, que salen haciendo el juego a los mismos enemigos que decimos combatir y con discursos alevosos se intenta enfangar.

2 comentarios:

Carmen Rivero dijo...

Ángel, totalmente de acuerdo contigo y me sumo a tu amistad con Marga.
Besos

asereCubano dijo...

Estos dimes y diretes significan una alabanza a los que odian la oposición cubana, desde niño aprendí que a las mujeres no se le pega y hay que respetarlas.
Pero esta humanidad mientra mas avanza y se desarrolla mas olvida a la vez los valores y la educación tan necesaria en los hombres, por suerte la virtud y el valor anochece solo en unos pocos.