sábado, 21 de noviembre de 2009

Sin patria , pero sin muro.





Amanecer
aislado del mundo
la calle muerta
algún perro dormido
la ciudad vacía
todo descuidado

La luz de los anuncios
han callado sus consignas
una mancha en la vieja pared

Ni gritos o algarabía
brota de algún lado

La vida fugada hacia la nada
deja un entrever de soledad

Una flor de color desconocido
inunda con su aroma
el jardín en ruinas

otro se contempla
a la espera de un motivo

un nuevo amanecer
se fractura en el tiempo.

2 comentarios:

Meulen dijo...

Bella poesía conteniendo el grito de los hombres que valorizan caminar sin banderas ...menos trincheras...

saludos y tengas buenos días a tu vida siempre!

angel collado ruiz dijo...

Meulem, tu siempre tan amable, te queremos, amiga . un saludo ,angel