martes, 3 de noviembre de 2009

Rosas al pasar.


Pero si eres olvido no sé que más serás
en las enredaderas de aquel viejo portal
olvido y larga queja del viento en el rosal
la pena que me embarga acaso más será.

Debió ser en primavera, llovía sin cesar
se fueron a perder tus lindos sembradíos
acacias y claveles dispersos por el pasto
fuerte olor a tierra, perfumado de nardos

Tus manos ansiosas al ver pasar la suerte
en la tarde celeste de fuertes nubarrones
tus bellos ojos grises velados por la lluvia
tus finos labios rojos de sangre rebosados

Vuelto al punto del recuerdo, tiempo pasado
no pudiendo tal viento borrar de mi memoria
estrofa de unos versos que dieran despedida
la caricia herida que se poso en tus dedos.

Se quedan alzadas por mi mano a la creación
pobres rosas convertidas en pretexto altivo
cuando tus rojos labios hicieron mi delicia
en un loco arranque de pasión incontrolada.

3 comentarios:

Al Godar dijo...

Triste recordar las ausencias.
Saludos,
Al Godar

angel collado ruiz dijo...

Al Godar, los que escribimos, somos un poco actores, nos vestimos con los dramas de otros usamos historias ajenas y las convertimos en nuestras, al pundo de luego no distinguier entre propias y ajenas. una saludo .
Tengo siempre para ti un especial agradecimiento, por tu labor recopilando blogs y tendiendo puentes entre los cubanos, un abrazo sincero. angel.

Armienne dijo...

Es que escribir es transformar a la vida en letras.