martes, 10 de febrero de 2009

Eluan Englaro, la muerte asistida y la religión.

Dejad a los niños venir a mí... Lc. 18:16


Que haría Angel Collado Ruiz, si su hija Juni Anais quedara en estado vegetativo, conectada a aparatos que mantendrían su cuerpo con vida artificial, asumiendo una cuenta hospitalaria impagable.
Reuniría a todos mis hermanos cristianos y pediría orar por ella, Dios en su eterna sabiduría, siempre nos responde, tales ves no como querríamos o lo podamos entender.
Pediría a las muchas Congregaciones de la Iglesia de Cristo que conozco que hagan una cadena de oración, la oración de los justos Dios la escucha, después aceptaría que se haga la voluntad de Dios sea en mi hija, en mi o cualquier otro de mis familiares.
Pero que hacer ante una situación tan compleja como auxiliar a una persona a morir o muerte asistida.
Creer en Dios nos fortalece espiritualmente, no cabe duda y en situaciones así son muchos los familiares, amigos y personas involucradas con las cuestiones religiosas que se acercan para ayudar sinceramente, desgraciadamente omito la intención de los políticos nunca nada bueno espero de ellos, debido al trasfondo que llevan sus intenciones y que al buscar hacerlas publicas deshacen cualquier facilidad que pueden dar a las cosas sin ser pregonadas.
Tal ves la oración de alguien piadoso fue escuchada por Dios con relación a esta joven de nombre Eluana, que ayer falleció.
Dar palabras de consuelo a personas desconocidas es una misión además de triste, impersonal, lamento este desafortunado suceso, me aferró a la fe, a la palabra de Dios y a la certeza que nunca el Sr. Abandona a ningún niño, sé que me dirán, no era niña, era una joven, descuente usted los años en estado vegetativo y partamos de allí.
Pero que sucede cuando las personas deciden, lo legitimizan y las leyes de ciertos países lo aprueban, hacer uso legal de la muerte asistida.
Debemos actuar conforme a la libertad que rige el mundo en el cual vivimos, donde muchas personas no creen en Dios, o creen en mil dioses diferentes o algunos creen que simples mortales son dioses, que hacer ante tamaña libertad de credos y doctrinas personales, se impone el respeto y la decisión tomada por el interesado o sus allegados en el caso que así no le fuera posible.
No juzgar al prójimo, si no es creyente y considera que no hay una vuelta atrás a una zona de recuperación, para ello Dios creo el libre albedrío.
Juzgar, tomar partido a favor o en contra solo agudiza mas la decisión que la familia debe tomar.
Tiende el mundo a poner tejas cuando estamos bajo el aguacero, por que no debatir el tema que en el fondo tiene mucho de religioso y es por ello de una complejidad tal que rebasa la capacidad humana.
Oiríamos a las diversas tendencias religiosas, decir sus puntos de vistas todos respetables, pero en silencio a un Jesucristo sentado escribiendo en la arena, el que sea libre de pecado que tire la primera piedra.
Iba a decir generación de víboras pero no puedo ser juez y parte.

3 comentarios:

Carmen Rivero dijo...

Hola Ángel, fíjate que ni siquiera somos capaces de dar una definición precisa para la palabra VIDA y todo lo que conlleva imagínate como ponernos de acuerdo con un tema tan delicado y personal como la muerte asistida. Es complicado, muy complicado porque hay muchos sentimientos y creencias envueltos, sin embargo estoy totalmente de acuerdo contigo en no esperar nada bueno de los políticos en estos casos.

Carmen Rivero dijo...

Hola Ángel, fíjate que ni siquiera somos capaces de dar una definición precisa para la palabra VIDA y todo lo que conlleva imagínate como ponernos de acuerdo con un tema tan delicado y personal como la muerte asistida. Es complicado, muy complicado porque hay muchos sentimientos y creencias envueltos, sin embargo estoy totalmente de acuerdo contigo en no esperar nada bueno de los políticos en estos casos.

angel collado ruiz dijo...

Carmen gracias por opinar, siempre me da alegria leerte, saludos.
Bueno la vida es esto que ahora tenemos, lo puedo analisar desde dos puntos un objetivo real y otro espiritual, la muerte solo es el fin de la vida que conocemos, los cristianos creemos en otra vida despues de la muerte, que Dios dara segun la actuación en esta vida terrenal, pero no existen secretos acercate a Dios mientras pueda ser hallado, por hoy te mando un besotamaño familiar compartelo con aquellos hermosos niños , cuidate amiga.