miércoles, 19 de noviembre de 2008

Raúl cantando en chino,... ese huevo quiere sal.

Queda la duda, si fue un ensayo publico o solo era una pequeña muestra de lo que se aproxima, lo cierto es que no lo hace tan “pior” como dijera en su momento “La Doña”.

La canción, no la conocía, reconozco que su letra me conmovió, mamá las lágrimas se me salen, una versatilidad impresionante y magnifica no puede pasar inadvertida.

Se vio afable y distendido el Sr. Presidente, y no es para menos, los Chinos pasan a ocupar el lugar del que les platique en artículos pasados, pero no creo que
tengan un pelo de tontos estos chinos para dejarse embaucar por un Castro mas o menos.

Al cabo son los presta nombres en Asia de los grandes intereses norteamericanos.

Volver a Cuba, para convertirse en socios mayoritarios es ver sueños hechos realidad por parte de muchos personajes de antaño y de hoy.

Peligrosa aproximación del Dragón amarillo, en épocas de crisis. Con un modelo socialista manufacturero y neo liberal “ a lo chino”, es mas el peligro que encierra este intercambio comercial, que los contaminados beneficios.

Respeto mucho la laboriosidad del pueblo natal del gran filosofo Confucio, su esmero y dedicación, pero no entiendo ese arroz con mango que se traen entre un comunismo y un capitalismo de Estado.

Tan a lo chino, que acepto declararme neófito en cuestiones de ojos rasgados.

Conozco de lo que son capaces los dirigentes de mi país,cuando de dinero se trata, en los sesenta fue “Noches de Moscú “, bella canción, yo era muy niño no recuerdo si fue cantada por Raúl,o solo la tarareo, pero los tiempos han cambiado y es necesario renovar el repertorio, con esto que el Sr. Busch, hubo de sentar al ministro chino a su lado , diré lo mismo que suelen decir en Cuba:

Raúl cantando en chino, ese huevo quiere sal.

Vamos a ver que sale de esta próxima invasión china, algo mas que televisores Panda, u ollas eléctricas, para poder cocinar todo el arroz necesario para paliar la carencia del alimento fundamental en la cocina cubana.

Carritos FAW , lápices de colores y aquellos bonitos resortes que al apretarse un huevo, dejaban ver un amarillito pollito.

La suerte esta echada, esperando un socio mejor.

Por lo pronto pueden seguir a través de los canales correspondientes de eventos musicales esta interpretación inolvidable del bufón en turno.

1 comentario:

Carmen Rivero dijo...

Hola Angel, según algunos medios Raúl Castro visitará Venezuela brevemente. Como le de por cantar con Hugo Chávez que todos sabemos que es muy aficionado a esos menesteres… que dios nos coja confesados.
Saludos