domingo, 16 de noviembre de 2008

La ultima carcajada de la cumbancha.

Seria demasiado irónico decir que duro mas la cena y tal vez la cruda... realidad, que la reunión de un grupo elite de economías , representados por sus causantes cómplices .
Puede darse el caso que los muchos ricos de este mundo deseen ver florecer la economía mundial, añorando aquellos bellos años cincuenta, pero lo mas seguro es la necesidad de replantear esquemas y transformar inteligentemente las condiciones, recomponiendo la economía mundial.

Del tiempo que demoren en resolver estas pequeñas minucias técnicas, estaremos pendientes los pobres de la tierra para saber si podemos continuar con vida o si literalmente vagaremos por la calle de la amargura otra temporada mas o Dios sabrá cuantas, esperé durante muchos años que Daina Chaviano, escribiera un libro donde unos robots nos atendían a cuerpo de reyes y además hacían el trabajo duro por nosotros, pero cuando llego a Miami comprendí que tendría que seguir esperando, sentado, la realización de tan agradable momento.

El martes, al volver al trabajo, semana corta esta, gracias a la revolución mexicana, que para algo se hizo, seguiré optimista la resaca de noticias, tal vez , la especulación periodística, permita comprender para que se hizo esta junta con el apremio del mayor culpable como anfitrión .

Breve reunión , aún deben estar digiriendo los restos del banquete, mientras el mundo sigue impávido el advenimiento de la negra navidad.

1 comentario:

Carmen Rivero dijo...

yo personalmente pienso que el "Sr. Bush" hizo esa reunión en un intento desesperado de limpiar su imagen al final de su mandato. ¿Lo conseguió?
Para mi no, pero habrá quien diga lo contrario.
Saludos