jueves, 7 de julio de 2011

La Educación al servicio del mejor postor

Un sindicato no debería manejarse como un prostíbulo de pueblo, donde la encargada dispone de las muchachas a su antojo y no tiene que dar cuentas de los manejos del negocio.

Sin embargo suele suceder en ciertos sindicatos, donde la desfachatez y la ambición , rompen todos los parámetros habidos y por haber, desde la norma antidemocratica de declararse líder vitalicia al más rancio estilo dogmático - comunista , hasta negociar sin ningún recato alianzas políticas contando con unos agremiados , que parecen seguir los dictados de un grupo que actúa al viejo estilo Bolchevique.

Quién ofrece más , parece ser la máxima que se proclama a los cuatro vientos y se discute a grito pelado.
Espero que no sean estos los métodos ortodoxos con que se estén educando los futuros hijos de la patria.