sábado, 15 de febrero de 2014

Irónica Verdad!

La libertad de expresión es un derecho que los dictadores han usado hasta el cansancio, en las sociedades donde imperan las democracias participativas. Probablemente no sean Estados con grandes avances en esa materia, sin embargo una vez instalados ellos mismos en el poder, tienden a irla acotando hasta el punto de quedarse con el monopolio de la única versión de los hechos.

La dictadura cubana es un caso típico de esta manipulación de la prensa y su libertad de opinión.

La pregunta es: ¿Por qué no permiten que las otras partes se expresen libremente? Los que están seguros de sus ideales no temen las ideas  de otros.

Sin embargo en el fondo no se trata de ideas si no de métodos sofisticados para enseñorearse de los pueblos, convertirlos en esclavos seudo asalariados y enriquecerse de este modo hasta el final de sus mandatos que resultan ser casi siempre hasta la muerte. 

Como el patrón ha funcionado. Es sujeto a ser copiado por otros, claro segundas partes nunca fueron buenas, pero estamos ante masas manipuladas por una sofisticada propaganda. 

No es algo nuevo. Incluso lo uso con mucho éxito Adolfo Hitler y no es invento de los germanos. Es toda una filosofía muy antigua.

Un enemigo común y un pueblo unido para poder hacerle frente. Se debe proteger la integridad nacional y la sobrevivencia "amenazada" permite tomar decisiones extremas para "salvar a la patria"

Las masas son en su mayoría ignorantes y cobardes. De ahí la facilidad de poner a luchar unos contra otros de manera controlada.

No hay mejor modo de control que dar prebendas a unos y estigmatizar a otros.

Es precisamente lo que estamos viendo en Venezuela, un modelo agotado intentando repetirse a fuerzas, por un líder mediocre que no encuentra la forma de tomar el control absoluto. Alguien oscuro que es puesto al frente por cuestiones inesperadas del destino.

Este Sr. Maduro, a pesar de haber sido entrenado y preparado durante años en Cuba, no tiene el carisma ni la inteligencia suficiente para lograr inclinar la balanza a favor de los intereses Castrocomunistas de la verdadera dirigencia de Venezuela.

Van , por supuesto, a reprimir cuanto movimiento surja. Es un común denominador de los gobiernos débiles políticamente.

En el caso de ellos a esto se junta, el abrumador fracaso de una economía que ha conocido épocas de gran desarrollo. Y hoy no pueden ni surtir una despensa popular. Dando pie a la frase de Churchill que los Gobiernos comunistas lo único que reparten es la pobreza.

Yo estimo que en el fondo este tipo de gobiernos se roban lo que les da la gana y en lo turbio de sus manejos no les interesa nada más que enriquecerse y para ello oprimen al pueblo y lo reprimen para poderlo esquilmar a su antojo.

No hay un ideal verdaderamente nacionalista. Ni en función de mejorar el nivel de vida. Ni cosa que se le parezca. 

Acaso Cuba ha logrado elevar el nivel de vida de sus habitantes?

Hoy en día a pesar de que cacarean lo de la salud y la instrucción educativa, hay un nivel de vida que raya en lo paupérrimo y eso es innegable!

Y políticamente es mayor el fracaso, de cada diez personas que salen del país 9 eligen vivir en el país que le han hecho creer que es su mayor enemigo!

Irónica verdad!