martes, 3 de julio de 2012

México puede!

                                                                   



Es probable que usted se pregunte, si México está preparado para ser gobernado por las fuerzas progresistas de izquierda.

Si no acabarán bajo la influencia de Chávez, o de Castro.

Si sus lideres pueden acabar como Bejerano o Ponce. 

Cuestionar si el segundo piso no fue necesario aunque, hasta los mismos que lo critican , circulen por este.

 Desde 1997, la izquierda lo hace con bastante éxito en la Ciudad de México, la mayor del país y una de las más populosas del mundo.

Para aquellos que gustan de cifras, puedo afirmar que sería como gobernar dos veces la isla de Cuba.

Dicho esto queda claro que no solo pueden, si no que lo hacen mejor que los anteriores partidos políticos que gobernaron la entidad.

Qué hace la diferencia entre la ciudad capital y el resto del país. Muchos son los factores que marcan la diferencia, pero entre los más significativos podemos enmarcar, que viven un sistema social que sin dejar de ser capitalismo, piensa y actúa en beneficio de las mayorías.

Que la información se distribuye de mil formas diferentes, que se tiene mayor acceso a la educación y el nivel de vida y la calidad de la misma es considerada aceptable.

Por qué entonces no se ha logrado extender estos beneficios a otros Estados de la República.

La apuesta educativa de la capital, va recogiendo frutos, y estoy convencido que en pocos años,cierran el ciclo de la primera generación educada bajo otro orden de gobierno y de ahí deriva la madurez política de su gente.

La tesis que sustento no ignora que bajo idénticos factores de beneficio social y material de la derecha, hacia la población en general, pueden darse los mismos resultados. 

Lo vemos en New York , donde no gobierna la izquierda. Sin embargo otras sociedades, exigen derechos y han luchado durante años por ellos, sin desmayar, hasta lograrlos. Esa puede ser una de las diferencias.

Por qué entonces no fluyen los beneficios que cambien las condiciones  de vida y faciliten un  bienestar a las masas y esto redunde en beneficio de todos.

Quizás el caso de México país, sea la respuesta a mis interrogantes.

Si los retos no son atendidos como requieren , no por falta de recursos, si no porque sencillamente no entran dentro del proyecto a lograr, si el verdadero trasfondo continúa siendo,  el favorecer a ciertos grupos en perjuicio y a expensas de las mayorías, no veremos en siglos que nuestro México logre salir del circulo vicioso de sus cadenas.

Si los puntos candentes se continúan posponiendo, si la vida nacional continua siendo un mundo de telenovelas, si se pasa por alto el momento histórico y los responsables siguen  embaucando al pueblo , con alucinantes programas televisivos, pobres opciones culturales, limitada educación, acabaran definitivamente atrapados en la violencia y la misma , devora a todos sin distinción de ceros a la derecha.

Y hoy no tocaré el tema de entregar el país al capital extranjero.

México ha crecido, tal vez de forma desordenada, pero crece. Y con este crecimiento crece su problemática de nación. Muchas veces viendo birladas sus carencias.

La inteligencia debe ser sustentada sobre un marco de acciones que permitan servir a todos.

Un país ha echado a andar y espera resultados , no promesas!