jueves, 22 de septiembre de 2011

El Reto de calmar los odios.

Cuando esta época se acabe en Cuba y los "enemigos" se vuelvan otra vez adversarios, y puedan las ideas ocupar el lugar de las armas y la violencia, qué será de aquellos que han sido adiestrados para actuar violentamente, terroristas de barrio, habrá que re programarlos, educarlos en el respeto a la opinión ajena, hacerles pasar cursos acelerados para que desmonten el ataque y razonen las propuestas. 


El día se acerca. Mucho trabajo social y psicológico queda por delante. Que frustración mayor recibirán al darse cuenta de todo lo que fueron manipulados por un sistema de odio que los utilizó para servirse de ellos mientras los jerarcas disfrutaban "las mieles del poder".