sábado, 25 de septiembre de 2010

Los viejos y seniles cisnes

Alicia Alonso la famosa bailarina cubana, ha pedido al presidente de los Estados Unidos que visite a Cuba y que traiga con él a los cinco espías cubanos presos en ese suelo. Aduciendo que eso daría una gran alegría en Cuba.
Se vale defender a los partidarios, a pesar de saber que son confesos de crímenes legítimos.
A mi entender queda claro que el presidente Obama, ni caso hará de tal petición, pues no está en sus manos cambiar el destino de tales prisioneros. En Norteamérica los poderes, a diferencia de las dictaduras, son muy independientes.
 Lo que me queda claro es la insensibilidad de esta dama de la alta aristocracia cubana, para no  condenar el maltrato empleado por la policía política hacia las Damas de Blanco. Que no espían para ningún país y que solo luchan por ver libres a sus familiares. A quienes sí les daría mucha alegría como pueblo “verdadero” ver retornar a sus casas.

2 comentarios:

asere Cubano dijo...

Alicia ha ejercido siempre de mercenaria para la dictadura y quien mejor que un mercenario para pedir la liberación de unos espías.

angel collado ruiz dijo...

Guille , efectivamente, tanto ella como otros altos personajes de la política y de la cultura cubana ,ni han dejado de ser una élite de la burguesía ni han dejado de ser unos oportunistas, y ahora seniles para colmo. Un saludo