domingo, 12 de septiembre de 2010

Apocalípsis ahoritita mismo

El tirano demuestra al mundo que ha vuelto, pero su estado mental deja mucho que desear.
No hay salida en que no equivoque el guión y diga alguna imprudencia política. Él  solito se tropieza y con ello demuestra una insania que le hace jugar muy malas pasadas.
Por ahí se rumora que la transición a una nueva generación al mando, se viene perfilando en la hija del impuesto en jefe. El hada madrina de los homosexuales de izquierda.
Sin embargo la picada revolucionaria es tan real, que no habrá piso que la soporte.

Hoy en algunas plazas mundiales se llevan a cabo actividades para resaltar el  hostigamiento a la Sra. Reina Luisa Tamayo, madre de Orlando Zapata Tamayo, el  mártir asesinado por la dictadura castro fascista.

México se prepara para celebrar los doscientos años del inicio de la independencia, ante un clima de inseguridad, una crisis económica y política, profunda y generalizada, derivada de una relación desigual con los EEUU y una incapacidad de acabar con una mafia involucrada hasta los tuétanos con el poder de todo tipo.

La situación es tan dramática que los periódicos, al menos en San Luis Potosí, no sabemos si por consigna Gubernamental o por salud propia, han decidido no escribir sobre los últimos acontecimientos acaecidos en el Estado, donde los tiroteos son parte de la vida diaria, el asesinato del alcalde de la población del Naranjo. Y el rumor discreto pero persistente de no asistir a las conmemoraciones en lugares abiertos por miedo a sufrir algún tipo de violencia.

Se siente ofendido el Estado mexicano por los pronunciamientos de la Clinton. La mujer se quedo corta, no nos parecemos a la Colombia de hace 20 años, más bien nos parecemos al Oeste norteamericano de los tiempos de Billy the Kid.