domingo, 3 de octubre de 2010

La cara más dura del mundo



Cuba “el primer país socialista” de América  inicia este lunes el despido masivo de aproximadamente 500.000 trabajadores, de un aproximado al 1.300.000. Este hecho por demás insólito para un régimen que durante 51 años se ha jactado de ser el más humano y el que mejor manejo de los Recursos Humanos tiene en este continente, pone cara a cara a la dictadura contra sus palabras, antes tan publicitadas sobre el respeto y la seguridad al trabajador por sobre cualquier otro sistema y gobierno incluso, del mundo.
Los hechos innegables demuestran que la tiranía castrista despide a los trabajadores, en peores condiciones de cesantía, que los más despiadados gobiernos, al menos de Latinoamérica, donde ya sabemos que muchos despidos acaban en juicios laborales que para ser honestos en un alto grado ganan los patrones.
El caso de Cuba es atípico debido a que el patrón es a su vez juez y patrón y además cuenta con la fuerza policiaca para desalentar cualquier intento de huelga o manifestación callejera aunque sea de manera pacífica.
El Estado se vuelve lobo del hombre y ya sin ningún reparo actúa como cualquier régimen capitalista.
Esto en sí no es novedad, después de destruir la riqueza nacional, esclavizar al pueblo y cancelar todos los derechos de los trabajadores, pocas diferencias quedan entre capitalismo salvaje y los salvajes al frente del fantasma de la revolución cubana.