jueves, 21 de agosto de 2014

A los Tiranos en su cara.

Ayer fue divulgada vía Internet una carta abierta que dirige el líder cubano del Frente de Resistencia OZT, Jorge Luis García Pérez “Antúnez” al General Raúl Castro Ruz.

Que yo tenga conocimiento es la primera vez que algo así ocurre, desde adentro de la Isla y de manera pública, con este fondo y forma.

No vengo a ratificar la valentía incuestionable de “Antúnez”, líder demasiado perseguido y hostigado por la dictadura castrista, él y su familia, su hogar y sus propiedades.

Es el tono de la carta y la denuncia efectuada.

Coincido en casi todo lo que se manifiesta en la misma.

Si los hermanos Castro fueran verdaderamente patriotas y amaran al pueblo cubano, hace muchos años se habrían ido del poder.

Ellos son los culpables del deterioro actual de Cuba, en todos los rubros.  Su incapacidad real para poder llevar a cabo algún tipo de proyecto que sea exitoso es evidente. Han empobrecido la vida moral y material de la nación cubana.

Se han enriquecido a la sombra del poder. Y han creado una casta de burócratas inoperantes que han dilapidado la riqueza de todo tipo que encontraron a su arribo al poder en 1959.

No han podido ser lo suficientemente hábiles para hacer negociaciones que reviertan el grado de empobrecimiento de la ciudadanía.

En cualquier parte sensata y ordenada del mundo, habrían tenido que renunciar por su bajo desempeño nacional. Sin embargo la dictadura culpa a otros de sus incapacidades visibles.

La prostitución es generalizada, el hambre es evidente, la falta de valores morales se palpa en todos los ámbitos sociales.

A falta de conceptos discutibles y maduros en cuestión política, han adoptado el uso de la violencia para intimidar a quienes piden libertades para dialogar e intentar sacar de manera pacífica a Cuba del grave deterioro general en que se encuentra, gracias a una gestión muy debilitada y totalmente fracasada.

Aquí no es cosa de capitalismo o socialismo, pues en verdad, el socialismo, visto desde conceptos modernos dentro de la filosofía actual, no puede ser construido desde el punto de vista de una tiranía. Que coarta las libertades políticas y económicas de las masas laborales.

Es evidente el agotamiento de las fuerzas vivas que son del pueblo y nacen del mismo.

La represión aumenta, declarando de forma evidente el descontento y la insatisfacción de los sectores donde más se resienten las políticas inoperantes de la tiranía.

Los canales que deben existir entre pueblo y gobierno se han dislocado. Cada día que pasa se nota más la demagogia barata y el divorcio evidente entre el grupo dominante y los obreros y campesinos.

Esta carta abierta pone en primera plana que hay voces que piden cambios profundos. Si realmente tales tiranos amaran a Cuba, hace años se hubieran ido del poder, dejando que la sociedad remiende los girones en que los crueles han convertido a la patria. Los tiranos no tienen previsto dejar el poder y la lucha se irá acrecentando hasta tornarse violenta.

Las palabras de “Antúnez” son históricas, y temo por su seguridad. Creo que Raúl Castro, un asesino innegable, hará todo lo posible por hacerlo desaparecer. 

Como hicieron con Camilo Cienfuegos, y Osvaldo Payá.

Pero Cuba es más grande que sus tiranos y sus asesinos políticos y cómplices cobardes que apoyan a la dictadura.

Preservemos la vida de Jorge Luis García Pérez, “Antúnez! 

Porque no solo es un hombre valiente, es un patriota!

Viva Cuba libre de tiranos!